Archive for the 'Sentimientos' Category

La culebrilla

Herpes Zóster

Desgraciadamente, hoy me toca hablar de una enfermedad muy jodida dolorosa… El Herpes Zóster, también conocido como la culebrilla.

Este Herpes es causado por el mismo virus que produce la varicela. Cuando pasamos la varicela, el virus se queda en nuestro cuerpo pero nos hacemos en gran parte inmunes a él, lo que pasa es que algunas veces este virus ataca de nuevo a las personas mayores debido a una época de defensas bajas o estrés.

Este virus causa grandes picores, dolores y sensación de quemadura. Suele aparecer en el pecho, se va extendiendo por debajo del brazo y pasa por la espalda hasta que vuelve a llegar al pecho. Este proceso suele durar 15 días pero en algunos casos (30%), cuando el herpes desaparece, el dolor se queda en los huesos pudiendo permanecer hasta un año.

Lo más duro es que cuando esto ocurre, el paciente tiene que permanecer hospitalizado para que se le pueda administrar morfina pues el dolor es tan grande que cree que está al borde de la muerte (o desearía estarlo). Este virus no tiene tratamiento, lo único que se puede hacer es joderse aguantar el dolor con pastillas calmantes y alguna crema que no hace absolutamente nada.

En casos más graves puede traer como consecuencia la sordera, la ceguera, la pérdida total del gusto e incluso parálisis facial.

Y lo que más daño me hace es que, en estos momentos, mi abuela lo está pasando bastante mal por culpa de todo esto. Y la pobre no se lo merece, es la mejor persona del mundo y jamás se está quejando por nada, así que me imagino como lo estará pasando ahora que sí se queja… Hoy estuve con ella y parece ser que después de un rato de risas y charla se mejoró (aparentemente)…

Anuncios

Dos fabulosos años

Mañana hará dos años que estoy con mi niño y cada día soy más feliz junto a él. Es imposible explicar lo que siento al despertarme cada mañana, esa paz inmensa que siento dentro de mí porque sé que lo tengo en mi vida. No puedo evitar sonreir cada vez que pienso en él y me siento la mujer más afortunada por tener a la persona más maravillosa del mundo a mi lado.

Bebé hoy quiero darte las gracias de nuevo por todo lo que me das día a día, por ese amor, esa paz, esa seguridad, esa confianza… por TODO: gracias.

Sé que no voy a poder expresar ni la mitad de lo que siento con palabras así que sólo te dire: TE AMO.

El poder de la televisión

Esto es una pequeña oración de un niño pequeño a Dios, espero que nos sirva para reflexionar un poco acerca de nuestras prioridades y los sentimientos de las personas.

Señor, esta noche te pido algo especial, quisiera convertirme en un televisor, quisiera ocupar su lugar. Quisiera vivir lo que vive la tele de mi casa. Es decir, tener un cuarto especial para mi y reunir a los miembros de mi familia a mi alrededor. Ser tomado en serio cuando hablo y convertirme en el centro de atención al que todos quieren escuchar, sin interrumpirle ni cuestionarle.

Quisiera sentir el cuidado especial que recibe la tele cuando algo no funciona y tener la compañía de mi padre cuando llega a casa, aunque esté cansado del trabajo. Y que mi madre me busque cuando esté sola y aburrida , en lugar de ignorarme. Y que mis hermanos se peleen para estar conmigo. Y que pueda divertir a todos, aunque a veces no les diga nada. Quisiera vivir la sensación de que lo dejan todo para pasar unos momentos a mi lado.

¡Señor, no te pido mucho, sólo vivir lo que vive cualquier televisor!